En Boyacá sigue la lucha con los tratamientos para el cáncer, pocas entidades prestan servicios especializados

Anualmente, la comunidad internacional de la salud celebra el Día de la Lucha Contra el Cáncer, y Boyacá no es la excepción, pero lamentablemente, son pocas las entidades que se encargan de atenderlo.

Los procedimientos de alta complegidad como trasplantes de médula no se realizan en Boyacá.

Si bien el departamento cuenta con un sistema robusto de entidades prestadoras de servicios de salud, que pueden sobrellevar algunas etapas de esta temida enfermedad, son pocas las que pueden ofrecer tratamientos profundos y de altos costos, por eso la mayoría de pacientes en etapas terminales, son evaluados en ciudades principales como Bogotá, Medellín y Cali.

Una vez diagnosticada la enfermedad, los pacientes deben empezar rigurosos tratamientos que implican la continua toma de exámenes especializados a los que muchas veces no pueden acceder por la alta congestión que existe en las agendas de las entidades que los prestan.

Imágenes diagnósticas, medicamentos de altos costos, acompañamientos médicos, infraestructura para hospitalización y especialmente, equipamiento para cirugías de alta complejidad son apenas algunas de los aspectos con los que no cuentan las entidades boyacenses.

Actualmente, en el departamento solo existen dos entidades especializadas en Oncología que no realizan intervenciones quirúrgicas especializadas como los trasplantes, procedimientos necesarios para tratar esta enfermedad en etapas avanzadas.

Sin embargo, la cercanía con Bogotá, donde está el Instituto Nacional de Cancerología, permiten a estas entidades remitir a los pacientes que lo requieran, el problema es la alta demanda de los servicios y, la falta de convenios entre EPS y estos institutos especializados.

Por eso, las entidades prestadoras de servicios de salud y entidades como la Liga de Boyacá, insisten en la necesidad de las actividades preventivas pues es más fácil evitar la enfermedad que curarla. “Hoy en día la demanda es mucha, la gente no se cuida y de repente se entera que tiene cáncer, los tratamientos son difíciles, dolorosos y en Boyacá hay poca infraestructura para atenderlos, el problema está en que la gente piensa que la enfermedad nunca le va a dar y no se preocupan en prevenirla, afirmó Ángela Amézquita, representante de la Liga de la Lucha Contra el Cáncer de Boyacá.

Esta entidad que opera en el departamento hace más de 60 años se ha convertido en un puente entre los pacientes y las entidades especializadas prestadoras de servicios, que ayuda a tramitar con eficiencia los exámenes y tratamientos requeridos.

Más información de esta noticia en el impreso de hoy.