(Galería) Así avanza la construcción de la Terminal de transportes de Tunja ¿Si estará lista el 28 de este mes?

Con un 92.7 % de avance en las obras de la Terminal de Tunja, y a 27 días de culminar el plazo que dio el gobernador, Carlos Amaya, para entregarlas, Boyacá Sie7e Días presenta un panorama de lo que podría suceder si se termina el contrato de manera unilateral.

previous arrow
next arrow
previous arrownext arrow
Slider

Hay que recordar que el constructor solicitó en diciembre una prórroga hasta el 30 de marzo de este año para finalizar la obra, a lo cual el gobernador le dio hasta el 28 de febrero, de lo contrario terminaría el contrato o declararía la caducidad del mismo, sin descartar la posibilidad de una sanción económica.

A la fecha, falta un 7 por ciento que son las vías internas, paisajismo, redes eléctricas, además de cerca de 300 detalles de terminados. Y se cuenta con un promedio de avance mensual del 1 %, lo que dejaría prever que no se alcanza a cumplir el plazo.

“Nosotros estamos haciendo reuniones semanales para hacerle seguimiento a los porcentajes de avance”, aseguró Oscar Corredor, Secretario de Infraestructura de Boyacá.

Pero, de llegar a hacerse efectivo el ultimátum del gobernador, se debe tener en cuenta que terminar el contrato de manera unilateral implica una demora aún mayor para pactar con una nueva empresa que termine el porcentaje faltante.

Adicionalmente si se finaliza el contrato, la contraparte podría tener la posibilidad de demandar y pedir indemnización, pues podría demostrar que se ha cumplido el trabajo de acuerdo a la capacidad de mano de obra.

Ahora, si se declara la caducidad, si bien es cierto no habría espacio para indemnizaciones, si conllevaría a una nueva contratación para finiquitar la terminal. Pero cabe una tercera posibilidad, y es hacer efectiva la sanción por incumplimiento que contempla el contrato firmado en 2015, y significa un proceso en el cual el contratista paga 80 millones de pesos, con la posibilidad de apelación.

En ese sentido hay que recordar que ya se impuso una multa en 2018, pero que fue apelada, por lo que está en evaluación por parte de la oficina de contratación de la Gobernación.

Ampliación de esta noticia en el impreso de hoy.