Niños en las aulas y no trabajando: autoridades alertan sobre las consecuencias del trabajo infantil

Según las estadísticas, Boyacá es uno de los cinco departamentos con mayor índice de trabajo infantil, por eso, las autoridades concentran sus esfuerzos en erradicarlo.

Niños en las aulas y no trabajando: autoridades alertan sobre las consecuencias del trabajo infantil 1
La Policía Metropolitana de Tunja junto con el ICBF adelantó una sensibilización en la Plaza de mercado y entregó kits escolares.

Ad portas de iniciar la jornada académica de este año, la Policía, el ICBF, la Defensoría del Pueblo y las administraciones municipales, trabajan para garantizar que los niños acudan a las aulas de clase y eviten realizar actividades laborales.

Uno de los indicadores de posible presencia de trabajo infantil, es que en la mayoría de municipios del departamento aún no se logra completar las coberturas escolares; por eso, a partir de la semana entrante, las autoridades visitarán las instituciones educativas para verificar el porqué de la ausencia de los niños que, según sus listas, debían estar dando continuidad a sus estudios y aún no aparecen.

“El acceso a la educación es un derecho y por eso omitirlo configura un delito que puede acarrear a los padres incluso, la pérdida de la patria potestad sobre sus hijos”, así lo afirmó la comandante de la Policía Metropolitana de Tunja, coronel María Emma Caro, quien en compañía del ICBF, realizó una jornada de sensibilización frente al tema en la plaza de mercado de la ciudad.

Lo cierto es que identificar los casos de trabajo en infantil en Boyacá, sigue siendo una labor inconclusa, pues solo se cuenta con las denuncias de la comunidad que aún no dimensiona las consecuencias de la problemática pues en términos culturales, es común ver a los niños trabajando en labores del agro, las ventas callejeras y especialmente en la explotación minera.

Información ampliada de esta noticia en el impreso de hoy.