Peligro: comenzó la temporada seca

Boyacá es uno de los departamentos más vulnerables a incendios forestales y por eso la alerta y voces de alarma crecen por estos días.

Peligro: comenzó la temporada seca 1
En menos de 45 días se ha quemado ya el 20% del total de las hectáreas que fueron reducidas a cenizas en 2018.

Y no es para menos, hasta ayer el Ideam tenía en alerta roja por ocurrencia de incendios de la cobertura vegetal a los municipios de Cucaita, Cuítiva, Labranzagrande, Motavita, Paya, Pesca, Pisba, Sogamoso, Soracá, Tota y Tunja, con una especial atención en los páramos de Mamapacha y Bijagual. A estos se suman los municipios de Aquitania y Turmequé en la alerta naranja y 48 municipios más en alerta amarilla por la posibilidad de incendios forestales.

“Hoy tenemos unas alertas en varios municipios por la posibilidad de incendios, pero nos enfrentamos a que, aunque los 123 municipios deberían tener sus cuerpos de bomberos, apenas existen 46”, señaló Germán Bermúdez, director de prevención del riesgo en Boyacá.

El Funcionario añadió que desde esa dependencia se les ha pedido a los 123 alcaldes que envíen los convenios firmados con alguno de los cuerpos de bomberos. “En esta temporada ya van más de 200 hectáreas afectadas y la invitación es para que los alcaldes y la fiscalía puedan adelantar las investigaciones respectivas de cuáles fueron las causas de la conflagración”, comentó.

Según él, de lo que han podido hablar con los bomberos, el 90 por ciento de los incendios que se han originado este año se ha dado por quemas controladas para arreglar terrenos para cultivos y en un 10 por ciento por las fogatas que en especial adelantan turistas que llegan a la zona.

En Soatá fue una excepción porque al parecer se originó por parte de un corto circuito. Supuestamente la temporada seca va desde diciembre pasado hasta abril, por lo que bajarán mucho las lluvias y se presentarán heladas.