¿Hacen daño las carnes rojas?

Compartir:

En los últimos diez años, el consumo de carne roja se ha disminuido en promedio en 4,5 kilogramos por persona a causa de números estudios que sugieren que, ingerirla, aumenta el riesgo de contraer cáncer y otras enfermedades.

Por su sabor, las carnes rojas son preferidas en la mayoría de hogares pero están comprobados los efectos nocivos para la salud

A pesar de que esta proteína aporta una gran cantidad de vitaminas y minerales que son esenciales para una dieta saludable y equilibrada, las alertas sobre los riesgos de consumirla han hecho que la gente busque estos nutrientes en otros alimentos.

Sin embargo, para gran parte de la población mundial, esto no deja de ser más que una teoría que no derrumba la tradición gastronómica universal. En la actualidad, muchos hogares incluyen carne de res, cerdo o ternera como línea fundamental de su dieta alimentaria.

Pero, ¿es cierto que la carne roja puede ser tan nociva para la salud? Aunque parezca trágico para los amantes de los filetes, ingerirla ocasionalmente no, pero hacerlo en exceso sí.

En el año 2015, la Organización Mundial de la Salud (OMS), publicó un informe en el que concluye que, la carne roja era “probablemente carcinogénica para los seres humanos”, lo cual quiere decir que su consumo aumenta el riesgo de contraer cáncer, así como el consumo de carnes procesadas; es decir, según la OMS, “cualquier tipo de carne que ha sido transformada con salazón, curado, fermentación, ahumado u otros procesos para mejorar el sabor y preservar el alimento como el jamón, la carne seca, los embutidos, la carne en lata entre otras. Según la entidad, este tipo de carnes procesadas es mucho más peligrosa para la salud.

Por esto, con el paso del tiempo viene aumentando la tendencia de personas veganas o vegetarianas. En diciembre de 2016, un artículo de la Academia de Nutrición y Dietética afirmó que, una dieta de este tipo podía reducir el riesgo de diabetes tipo 2 en un 62%, así como reducir el riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular. Mientras tanto, el alto consumo de carnes rojas podría aumentar el riesgo de adquirir cáncer de colón o estómago.

Encuentre el artículo completo en el impreso de hoy.

Compartir: