Contra el centralismo

Todos los gobiernos, departamentales y locales, han tenido que luchar en los últimos años contra la centralización administrativa y contra las medidas tomadas desde Bogotá, que afectan la autonomía territorial.

En estos días han sido noticia los anuncios hechos por el gobierno de Iván Duque y la bancada de Gobierno, que han armado aspaviento con el aumento de los recursos de las regalías para las regiones.

Lo que no han dicho esos anuncios oficiales es que la ley le permitirá ahora al Gobierno Nacional decidir sobre la destinación de parte de esos recursos y que eventualmente podrá tomar parte de ese presupuesto para atender emergencias, cuando las circunstancias así lo ameriten.

Adicionalmente, se han tomado medidas que afectan a las regiones con la distribución de los recursos del Sistema General de Seguridad Social y con las rentas que les corresponden a los departamentos por concepto de consumo de cerveza y licores.

El Gobierno Nacional tiene un problema de desfinanciación y, al parecer, va a tratar de solucionarlo afectando los recursos de las regiones. Seguirá el ‘tire y afloje’ entre los gobernadores y el Presidente y, como siempre, perderán las regiones pues es el Gobierno Nacional ‘el que tiene la sartén por el mango’.

Mientras tanto, a los municipios y a los departamentos se les asignan cada día nuevas responsabilidades.