En los últimos años, Boyacá se ha convertido no solamente en la cuna de grandes deportistas, sino también de dirigentes, entrenadores y jueces en diferentes disciplinas.

En el año 2005 José Hernán Melgarejo recibió su licencia internacional como árbitro gracias a su alto puntaje.

Uno de estos destacados personajes que ha dejado el nombre del departamento muy en alto en el ámbito nacional e internacional es el árbitro José Hernán Melgarejo Pinto, un hombre que ha dedicado gran parte de su vida al juzgamiento del baloncesto en todo el mundo.

“Siempre mi inclinación fue por las actividades deportivas. Afortunadamente estudié en el Inem, institución en la que hay una cultura diversificada y fue en donde me vinculé con los grupos de atletismo y baloncesto y fue allí donde aprendí las reglas del baloncesto con profesores que han trascendido en el deporte a nivel nacional”, aseguró Melgarejo.

Las familias boyacenses de la usanza se caracterizaron por ser numerosas, y la de José Hernán no fue la excepción, pues la suya está conformada por sus padres Efraín Melgarejo Estupiñan y Leonilde Pinto Ascencio y sus 11 hermanos, de los cuales 7 son hombres y 4 mujeres.

Al terminar la secundaria en el Colegio Inem, José prestó servicio en el Ejército. Su mamá Leonilda Pinto lo visitaba constantemente.

“Mi familia es muy numerosa, como aquellas tradicionales boyacenses, puesto que nosotros somos 12 hijos. Mi papá infortunadamente falleció hace algunos años, pero por fortuna mi mamá está viva. Puedo decir que somos una familia muy unida y siempre han estado muy pendiente de mi desarrollo deportivo”, indicó Melgarejo Pinto.

José Hernán actualmente se desempeña como juez internacional de la Fiba, instructor nacional Fiba y coordinador de la comisión arbitral de la Federación Colombiana de Baloncesto.

Su infancia transcurrió en Tunja en donde estudió primaria en el Colegio Silvino Rodríguez y se graduó como bachiller en el Inem Carlos Arturo Torres. Posteriormente, se profesionalizó como Licenciado en Educación Física de la Uptc.

Sus comienzos en la disciplina del baloncesto fueron gracias al apoyo que recibió por parte de la dirigente boyacense Ana Edurme Camacho. “Recuerdo que la profesora Ana Edurme Camacho fue la persona que me inclinó mucho por este hermoso deporte y ha sido como una madrina en todo mi desarrollo deportivo y para mí ella es muy especial. También he contado con la fortuna de tener cerca personas que de una manera u otra me han motivado para seguir trabajando en el baloncesto”, aseguró.

Aquí aparece José Hernán acompañado de sus padres Efraín y Leonilde, sus 7 hermanos y sus 4 hermanas en un paseo familiar

Después de su graduación de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, Hernán decidió empacar maletas e irse a la capital del país a forjarse su futuro. “Lo único que pensaba cuando me gradué de la universidad y emprendí viaje hacia Bogotá era en mi trabajo, en desarrollarme profesionalmente, adquirir experiencias y aspiraba estar en grandes competencias. Así fue como gracias a ese sueño de ser grande en el baloncesto, he estado representando al país en dos mundiales y he tenido la fortuna de conocer casi toda América”, expresó.

La disciplina para José Hernán ha sido un aspecto fundamental en su vida y debido a esta cualidad ha conseguido los mejores resultados profesionales y personales. “Mis padres nunca tuvieron que lidiar conmigo, pues desde el colegio siempre fui juicioso y ocupaba los primeros lugares. Esa disciplina que he tenido me ha ayudado a estar en el lugar en el que estoy en el deporte, además no me gustan los vicios ni trasnochar y eso ha sido importante”, agregó José Hernán.

Actualmente Melgarejo está casado con Martha Tapias y tiene dos hijos, Glonan Jozhua y José Hernán.