Fue aquel 28 de noviembre de 1968 cuando se cumplió con el gran reto de que se sancionara la Ordenanza 17 que le dio vida jurídica al municipio de Tipacoque.

Esta localidad, a cuatro horas de Tunja, limita con los municipios de Covarachía, Soatá, Boavita, Capitanejo y Onzaga (Santander).

Esta osadía se logró bajo una gesta liderada por la diputada Elvia Sandoval de Rojas, quien motivada por las ideas del escritor Eduardo Caballero Calderón y el apoyo de un puñado de tipacoques, lograron el objetivo luego de muchos trámites ante el gobierno del entonces presidente de la República, Carlos Lleras Restrepo.

El nombre Tipacoque proviene de la palabra Zipacoque, que en lengua muisca significa ‘Dependencia del Zipa.

Se trata de un pueblo que emergió sobre una base sólida de cultura y esplendor, no en vano su primer alcalde fue el escritor Eduardo Caballero Calderón, figura epónima, ya que con su empeño y dinamismo contribuyó en la gestión, evolución y proyección del municipio.

Así mismo, Calderón inmortalizó a esta localidad ubicada a casi cuatro horas de Tunja y a escasos 15 minutos de Soatá, por medio de su literatura con la cual logró trascender a nivel mundial. “Es motivo de orgullo, satisfacción y un inmenso honor celebrar medio siglo, cinco décadas que lograron generar acompañamiento e impulso al desarrollo económico de una tierra erguida que, a pesar de sus vicisitudes en el pasado, hoy es un municipio pujante”, manifestó Nelson Humberto Melgarejo Angarita, alcalde de este municipio.

El Mandatario añadió que Tipacoque se compone de siete veredas: La Carrera, Bavatá, Ovachía, Cañabravo, La Calera, El Palmar y Galván y que se sitúa en la región como un pueblo piloto y un municipio que abraza especialmente todas las esferas de la agricultura por la bondad de contar con todos los climas.

Se trata de una localidad que ha venido evolucionando notoriamente frente a su temprana edad, “convirtiéndose en la actualidad en un atractivo destino turístico gracias a sus hermosos paisajes, bondades, cultura, a la cordialidad de su gente, y con toda certeza expresamos que es territorio de oportunidades”, señaló.

Nelson Humberto Melgarejo hace énfasis en que ésta es una fecha significativa colmada de alegría y compromiso con el futuro, para expresar reconocimiento a todas aquellas generaciones de tipacoques, sin excepción, que han construido este hermoso municipio, que hoy emerge como baluarte del desarrollo de la región al celebrar su quincuagésimo aniversario de vida administrativa.

Y para celebrar las bodas de oro, la Administración Municipal y el Concejo de este municipio han programado diversas actividades que incluyen desfiles especiales, eventos culturales y deportivos, feria comercial exposición ganadera, muestra agrícola, artesanal y gastronómica.

Son seis días de celebración que comenzaron ayer y que se extienden hasta el próximo domingo, desde luego con la programación central que tiene lugar este miércoles.

Encuentre este especial completo en el impreso de hoy.