‘Prostitución política’

‘Prostitución política' 1John Fredy López, sicólogo

 

Empezaron a aparecer los candidatos ‘enbilletados’ a llamar la clientela que puedan comprar.

La prostitución política funciona exactamente como el negocio de la prostitución sexual. Aunque la sexual, es fruto de una sociedad excluyente y machista, en ambas operan con el mercado de la oferta y demanda.

Existen quienes venden su cuerpo, existen quienes venden su mercadeo político por el placer de poder. La vieja politiquería se siente cómoda con esta prostitución, es más, les parece normal que existan vallas con saludo de posibles candidatos.

Los candidatos que menos ‘embilletados’ empezaran con los saludos decembrinos y el patrocinio de los eventos. A la política del billete le importa un carajo la pobreza, la red hospitalaria o la educación.

Solo está interesada desde ya en el poder, no le interesa los fines sino los medios para llegar. Estoy de acuerdo con quienes dicen que pueden hacer con su plata lo que se les dé la gana. Si a un candidato le sobra la plata pero le falta cerebro, también tiene derechos políticos.

Aunque la inocencia nos puede ganar, no se llamen a equivocaciones, este es el germen de la corrupción que empieza a crecer. Este tema de ganar a punta de plata está sobre diagnosticado, quien paga para llegar, llega para pagar.

Para usted o para mí, puede faltar mucho tiempo para las próximas elecciones, pero la politiquería empieza a actuar, la maleza empieza a crecer y toca ir fumigándola. No crean en la desaparición de esos personajes oscuros, esos bandidos de las noticias falsa, ahora tienen pupilos con menos arrugas.

En medio de ese panorama en el departamento, da alivio encontrar a una ciudadanía que no come cuento, que no le importa el billete que traigan desde ahora para las elecciones, por eso nunca comprara la dignidad boyacense.