Juan Carlos Mendieta, capturado el jueves anterior en la investigación por las ‘chuzadas’ ilegales, entregó información a la Fiscalía y declaró contra el Senador Armando Benedetti.

Armando Benedetti
El Senador Armando Benedetti, en el ojo del huracán por chuzadas
Según Madero Mendieta, Benedetti le solicitó, a finales de octubre de 2017, la protección de sus dos celulares y el de su esposa y además la investigación al celular del abogado Jaime Lombana, “con el fin de encontrar algo para usarlo en contra de él”, aseguró en su declaración.
 
Armando Benedetti se defendió diciendo: “No se me podría pasar por la cabeza interceptar al fiscal. Eso sería ser un mercenario”.
 
Mendieta dijo a los investigadores que recibió dinero del congresista, que la comunicación con él era constante y que se reunió con él “desde octubre de 2017 hasta marzo de 2018, aproximadamente en 10 ocasiones”. Aseguró también que ya era conocido por el personal de su oficina debido a que le tocaba “esperarlo mucho”.